Problematicas Sociales

lunes, noviembre 22, 2004

Problematicas Sociales

Occidente de Boyacá, zona esmeraldífera de Colombia; problemáticas
sociales después del proceso de pacificación (1991), en contraste
con la actual política de erradicación de cultivos ilícitos.





ANTECEDENTES



PROBLEMATICA ACTUAL



FORMULACIÓN DEL PROBLEMA:



JUSTIFICACIÓN



MARCO CONCEPTUAL



EXPLOTACIÓN Y CONTEXTO SOCIAL



EL PROCESO DE PAZ (1991)



OBJETIVOS



METODOLOGÍA



RESULTADOS ESPERADOS



ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN Y SOCIALIZACIÓN



BIBLIOGRAFÍA

____________________________________________________________________________________




ANTECEDENTES



Hablar de esmeraldas en Colombia es tratar un tema espinoso, violento y sangriento. En general, ha sido considerado un negocio clandestino y asimilado a la mafia. Antes de la bonanza marimbera, uno de los grupos armados ilegales más temido del país era el que éstos conformaban.

En la década de los ochenta los colombianos fueron testigos de cómo el país se desangraba en las batallas que libraron los carteles de la droga. Sin embargo, una década antes ya habían sido protagonistas de otro enfrentamiento tan brutal como el de la cocaína: la guerra de las esmeraldas, más conocida como la "guerra verde".

Desde 1946, cuando el Estado colombiano nacionalizó la extracción de esta piedra preciosa, la esmeralda comenzó a ser sustraída a sangre y fuego, y el gobierno optó por mantenerse al margen de esas luchas.

La ilegalidad del comercio de la esmeralda y lo lucrativo que prometía ser este nuevo negocio, llevó a muchos colombianos a trasladarse al occidente de Boyacá, donde están las minas más productivas. En 1970 se desató la guerra por controlar los más grandes enclaves mineros. La "guerra verde" cobró cientos de víctimas. Ante la excesiva ola de violencia, el Estado se vio obligado a intervenir, y, luego de largas negociaciones, los abitantes de los pueblos mineros, que quedaron prácticamente desolados, firmaron la paz.

En 1973, por primera vez, el gobierno colombiano tomó el control de la zona, siendo la administración de Misael Pastrana Borrero la que impulsó una política de concesiones. Uno de los más favorecidos con este roceso fue Víctor Carranza, quien se adjudicó las minas de Muzo y Coscuez, que generan el 60 % de la Pducción mundial de esmeraldas y el 80 % de las de mayor calidad del mundo.


Desde esa época, el negocio de las esmeraldas se transformó en una de las exportaciones no tradicionales que más ingresos le han reportado a Colombia. A fines de la década de los ochenta las ganancias superaban los US $ 456 millones. Sin embargo, se estima que el mercado negro es más lucrativo. Aproximadamente US $ 1. 500 millones al año movería el tráfico ilícito de esmeraldas, según Las propias autoridades colombianas. "Este negocio es tan lucrativo que sólo en los tres días que duró el Congreso Mundial de Esmeraldas
se movieron más de US $ 37 millones", aseguró a Qué Pasa Oscar Montes, editor de Nación de la revista Colombiana Semana.


PROBLEMÁTICA ACTUAL:

El proceso de paz de la zona esmeraldífera de Boyacá, que en 1991 puso fin a los cruentos enfrentamientos de las familias que querían tener bajo su control la explotación y comercialización de las esmeraldas,
se está viendo amenazado por la existencia de cultivos ilícitos aledaños a las minas.

Uno de los factores que más problemáticas ha causado en la región, es la poca eficiencia de un Estado que además de corrupto, en contadas ocasiones ha hecho presencia. La continua violencia entre habitantes de la zona y toda una compleja problemática que poco a poco va tejiendo sus redes a través del sistema social, son varias de las consecuencias de las pocas posibilidades de trabajo minero, donde la agricultura no da abasto a las necesidades de empleo. Desde esta perspectiva, la coca se está convirtiendo en el sustento de un sinnúmero de familias que día a día va aumentando y trajo consigo el problema del paramilitarismo, diferente al existente en la región, proveniente del Magdalena Medio.

Durante una reunión realizada en Otanche (Boyacá), el 24 de agosto de 2003, el obispo de las Diócesis de Chiquinquirá y Engativá, Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, indicó que no se puede tener una paz duradera, porque al bajar la producción de esmeraldas en la región, la gente se está quedando sin trabajo y ha tratado de sembrar cultivos legales, pero se encuentra con que no hay carreteras para sacar sus productos, entre otros problemas.


En la zona, según estadísticas del Comando de Policía en Boyacá, existen cerca de 1.500 hectáreas de
coca, que el Gobierno nacional busca erradicar mediante la fumigación con glifosato. La comunidad solicitó hacer la erradicación de forma manual, la Directora del Plan Colombia, Sandra Suárez, fue enfática en aclarar que el Gobierno no tiene previsto suspender la fumigación. Sin embargo, en concertación con el gobierno de Uribe Vélez, se llegó a un primer acuerdo de erradicación manual, que al menos a lo largo del año 2004 ha alejado las avionetas cargadas de glifosato de la zona.


Coca vs Cultivos lícitos

Mientras en un cultivo de coca le pagan a 20 mil pesos el jornal al campesino, en uno de yuca, plátano, café o cítricos se lo pagan a menos de la mitad: siete mil pesos. Esto es claro para la gente de la zona. Una arroba de plátano puesta en Otanche vale 6.000 pesos, mientras que un kilo de coca se lo pagan al campesino a 2 millones 600 mil pesos y no tiene que pagar el flete de la mula para trasladarlo porque lo puede cargar
en el bolsillo.



FORMULACIÓN DEL PROBLEMA:

¿Cómo la llegada de grupos paramilitares provenientes del Magdalena Medio, a finales de los años noventa, impulsados por aquellos que promovieron el proceso de pacificación en 1991, tiene relación con el auge de los cultivos ilícitos y las practicas sociales que ello genera, en la zona?


JUSTIFICACIÓN

Ante el preocupante panorama socio – económico que se evidencia en la ¨zona esmeraldifera¨, después del proceso de pacificación de 1991 y con el arribo de fuerzas armadas alternas al Estado, ¨paras¨, que imponen por medio del uso de la violencia y la persuasión, ciertas dinámicas mercantiles que estimulan la renovación
del comercio de las esmeraldas por el cultivo ilícito de materia prima para la elaboración de narcóticos, es evidente la ausencia de un Estado eficiente, que supla las necesidades primarias de la comunidad y garantice
su bienestar social e integridad física.

Esta investigación tiene como propósito ilustrar dichas carencias, la forma como estos grupos armados, deslegitiman el accionar gubernamental ofreciendo posibles soluciones a las demandas de la colectividad,
y lo que piden a cambio. Poner en manifiesto, la manipulación a la cual esta expuesta la población y la manera como esta ha asimilado en la interacción con sus semejantes y diario vivir, las políticas de la administración
delictiva.

Realizar un documento audiovisual que exponga la condición social actual de la zona, que reúna testimonios y situaciones, que permitan al público en general comprender algunas de las dimensiones de la problemática
que afecta a estos 16 municipios, que también hacen parte del territorio soberano, llamado Colombia.

MARCO CONCEPTUAL

La Violencia:
Según Weber, el Estado moderno es quien ejerce el monopolio de la violencia
y su ejercicio obedece a un consenso de la sociedad que lo hace “legítimo”
pero en casos como el colombiano, en donde hay una presencia ilegitima y precaria
del Estado, y éste no es garantía de administración de
justicia, de cohesión social, de creación de vínculos sociales,
de garantía de ley, es entonces en donde sectores de la sociedad se abrogan
para sí el uso de la violencia y hacen de su ejercicio un acto legítimo
por diferentes mecanismos. Prueba de ello es la proliferación de micro
poderes locales en las regiones en conflicto del país, sicariato, narcotráfico,
paramilitarismo, bandidismo, guerrilla, entre otros.



EXPLOTACIÓN Y CONTEXTO SOCIAL


LA ESMERALDA: Se denomina esmeralda a la variedad verde del
mineral berilo, Al2 Be3 (Si6 O18). Junto con el diamante, el rubí y el
zafiro, conforman el conjunto clásico de las piedras preciosas, clasificadas
si por su belleza, durabilidad y rareza. A diferencia de los diamantes, que
parecen todos iguales y se valoran principalmente por su absoluta diafanidad,
las esmeraldas son todas distintas, individuales.



El origen de las esmeraldas colombianas es muy particular puesto
que son las únicas en el mundo que se presentan asociadas con las rocas
sedimentarias, circunstancia que se refleja en su magnifica calidad, lo cual
repercute directamente en su elevado valor comercial.


La explotación de las minas se ha caracterizado por los procesos artesanales
y rudimentarios o lo que en el oficio se conoce como guaqueria. Hasta hace poco
y con la superación del conflicto armado, se han venido mejorando los
procesos de extracción, aplicando tecnología y criterio empresarial.
A pesar de esto, la industria esmeraldífera no solo en la zona, sino
en el país entero no ha alcanzado los niveles de tecnificación
que el mercado de las esmeraldas a nivel global exige y que otros países
están adaptando con éxito.


Colombia exporta 70 – 90% de las esmeraldas finas del
mundo. Estas salen de las oficinas de la Avenida Jiménez hacia los cuatro
puntos cardinales del planeta. Sobre esta avenida esta el Esmerald Trade Center,
edificio que se ha convertido en una especie de ¨Naciones Unidas¨ de
la comercialización de la gema. Ahí operan negociantes privados
junto con las sedes de los gremios y la asociación de exportadores. Hoy
en día existe una mentalidad transparente que busca ordenar el mercado
y abrir nuevos horizontes en su comercio. Gracias a esta actitud renovadora,
los registros oficiales de exportaciones subieron de 80 millones de dólares
al final de la década de los ochenta a mas de 500 millones en los años
noventa.



LA POBLACIÓN: La población regional esta integrada
por los campesinos, los comerciantes, los empleados públicos y los maestros
con sus respectivas familias. El peso poblacional de los habitantes ubicados
en zonas rurales es mayoritario (80% de la población regional), los sectores
populares están conformados por sub–empleados o desempleados que
viven en condiciones de marginalidad económica, social y política.
Sus expectativas se centran primordialmente en la guaqueria.



El guaquero constituye un amplio sector de la población
regional que identifica las particulares circunstancias de la segmentación
social en la zona esmeraldífera. El burdel, la cantina y la gallera constituyen
los sitios predilectos de socialización, son los lugares donde comúnmente
la ritualidad de los actos públicos que rodean es status del minero se
expresan mediante la ostentación de sus actividades y comportamientos,
todo lo cual tiene un valor simbólico y expresa su identidad.



El panorama que presenta la estructura agraria en el occidente
boyacense, junto con las secuelas negativas que para el mismo se derivan de
la explotación esmeraldífera, hacen al campesinado de la región
sea aislado y marginado socialmente. Progresivamente se le ha despojado de su
propia naturaleza, de las características inherentes a su forma de vida,
solidaridad, cultura y relaciones de comunidad, perdiendo sus características
comunitarias constitutivas.



FUERZAS ANTAGONISTAS



EL ENEMIGO: Para los integrantes de las comunidades mineras
amigo y enemigo son dos nociones necesarias, que operan como principios ordenadores
del campo de las relaciones sociales y afectivas. El enemigo es aquel que ofende
el honor, asesina a un familiar, roba o incumple la palabra. Este enemigo es
relativo y depende de la posición que el individuo ocupe en la estructura
social. Para entender esto es necesario observar el comportamiento de los actores
de la guerra cuando están en paz, pues es durante los momentos de tregua
que aquellos que se encuentran en la base de la organización militar
no reconocen el mismo enemigo de aquellos que están en la cúpula.



El poder local se articula a partir de las funciones de diferentes
agentes sociales, quienes conforman una red de relaciones, compleja e independiente,
integrada por una jerarquía de actores sociales.



EL ESTADO: Si se considera al Estado como la única
posibilidad legitima de construcción de lo público, lo que sucede
en la zona esmeraldífera podría verse como la gestación
de un poder privado a partir de la riqueza que generan las esmeraldas y la consolidación
del mismo mediante una estructura militar coercitiva. Si se le mira desde otra
perspectiva, podría considerarse que dicho poder coercitivo, que encuentran
resistencia en algunos sectores de la sociedad civil, goza de una cierta legitimidad
entre los habitantes de la región, la que esta fundamentada en los siguientes
factores: redistribución de la riqueza hecha por los patronos al construir
infraestructura vial y dotar la región de algunos servicios públicos,
generación de empleo en las minas; los patronos son la garantía
que tienen los habitantes de la región de que el Estado no va a inmiscuirse
en el mando de las minas. Todo lo anterior contribuye a que el poder local se
publicite y termine por suplantar al Estado en todos los ordenes (económico,
social y político), sin llegar a cuestionar su legitimidad.



Históricamente el Estado ha mirado de soslayo la región
esmeraldífera de la cuenca del Río Minero, no ha intervenido políticamente
en un problema que es de carácter nacional y político, es decir,
un problema de Estado. Es evidente la ausencia estatal en permitir la permanencia
de factores que posibilitan la desestructuración del poder político
del mismo Estado en la región que, al garete, esta a merced de las fuerzas
regionales.





EL PAPEL DE LA POLICÍA Y EL EJÉRCITO: La Policía,
representante del Estado en las localidades y supuesta garante del orden publico,
cumple un papel casi simbólico, pues se encuentra subordinada a la autoridad
de los lideres y se caracteriza por mezclarse en los conflictos locales. Se
podría pensar que la Policía no esta de acuerdo con la paz porque
mientras los esmeralderos estuvieron en guerra ellos aprovechaban para picar
vetas en la mina de Coscuez, confiscar armas en uno de los lados para pasárselas
al otro, hacer allanamientos y robarle las esmeraldas, las armas y otras cosas
a la gente.



Las relaciones entre el poder local y el Ejército son
de tire y afloje, dependiendo de la coyuntura. La presencia del Ejército
en la zona obedece básicamente a la existencia de algunos frentes de
las FARC, como el IX y el XXIII, en municipios periféricos como Florián
y Tununguá.





LOS PATRONOS: En la zona esmeraldífera todo gira alrededor de estos
individuos que pertenecen a la comunidad local y son conocidos también
como ¨propios¨, ¨mandamas¨, ¨duros¨ y la ¨pesada¨.
Desempeñan múltiples funciones, pues actúan como jueces
cuando castigan a los infractores y recompensan a sus mas fieles servidores;
son árbitros en las querellas familiares y empleadores que les consiguen
trabajo en las minas a sus allegados y a todos aquellos que quieren colocar
bajo su tutela. Se caracterizan porque combinan la benevolencia hacia los pobres
con una inclemente frialdad hacia sus enemigos.



Eran quienes hasta el proceso de pacificación de 1991,
decidían que hacerse en materia de orden público y de seguridad,
velaban porque cada quien recibiera lo justo por su trabajo. Hoy en día
parte de este rol lo desempeñan las Autodefensas, que poco a poco se
han ido adueñando de la zona, debido al decaimiento de la explotación
esmeraldífera y al auge de los cultivos ilícitos.



LAS FARC: Durante varios años la guerrilla comunista
logro consolidar una base de apoyo campesino y conquistar varios escaños
en los concejos locales de Yacopí, Puerto Boyacá y Cimitarra,
pero este apoyo fue debilitándose con el transcurso de los años.
La presencia de las FARC en la zona esmeraldífera ha sido marginal pues
sus actividades se han concentrado principalmente en el Magdalena Medio santandereano.



LAS AUTODEFENSAS, EL PARAMILITARISMO Y EL NARCOTRÁFICO:
Al igual que los patronos de las minas de esmeraldas, los narcotraficantes propiciaron
una cierta redistribución de la riqueza entre los habitantes de la región
con el objeto de ir formando una base de apoyo a sus actividades. Igualmente
se aliaron con el Ejército y los grupos de autodefensa bajo una causa
común, la lucha anticomunista, enfrentándose mancomunadamente
al IV Frente de las FARC.



En la región de Puerto Boyacá algunos grupos
de civiles iniciaron, hacia 1982, unas brigadas de salud que fueron aprovechadas
para hacer labores de inteligencia entre la población rural y averiguar
sobre las actividades de las FARC, de sus simpatizantes y de sus redes de apoyo.
Estas brigadas fueron auspiciadas por ACDEGAM, Asociación de Ganaderos
del Magdalena Medio, y antecedieron a las ´operaciones de limpieza¨
llevadas a cabo en toda la región posteriormente por el MAS, grupo paramilitar
conocido en la región como ¨los macetos¨, quienes realizaban
patrullajes acompañados por efectivos del Batallón Bárbula
con asiento en Puerto Boyacá.



Desde el momento en que aparece el MAS en la zona, esta se
convierte en escenario de una cadena interminable de asesinatos de simpatizantes,
apoyos logísticos y ayudantes de la guerrilla, militantes de la Unión
Patriótica y funcionarios de la justicia. Ejemplo de ello es la matanza
de la Rochela, llevada a cabo por el negro ¨Vladimir¨, antiguo combatiente
de las FARC, en la cual fueron asesinados varios empleados judiciales que adelantaban
una investigación acerca de las actividades de los grupos paramilitares
en la región.



El Magdalena Medio es una de las regiones colombianas que se
ha visto sometida por el fenómeno de la Violencia Política. En
un contexto donde nacen las denominadas Autodefensas Unidas de Colombia y se
enmarcan un proceso social, económico y político en el marco de
la sagrada guerra territorial, las zonas del Sur de Bolívar, Puerto Boyacá
y Antioquia especialmente, registran una confrontación aguda alrededor
de los cultivos de coca y el control de la economía del oro y las esmeraldas,
así como la compra de tierras por parte de narcotraficantes y la delimitación
de los espacios por cada una de estas organizaciones.



EL PROCESO DE PAZ (1991)



La búsqueda de la paz, nació del cansancio, del
afán por sobrevivir, la contemplación de los muchos daños
causados por la guerra. La aceptación de la solidaridad humana y la fraternidad
cristiana. ¿Quiénes fueron protagonistas? Los lideres del escenario,
lo propuso Coscuez, lo discutió con Otanche y Borbur en primera instancia.
Se amplio en pocos días a los once municipios, además de los lideres
participaron muy activamente los alcaldes locales, los párrocos, las
empresas legalmente autorizadas para la explotación y modestamente el
obispo de Chiquinquirá quien actuó como moderador y como persona
de confianza aceptada por todos; el Ejército y la Policía participaron
garantizando, en todas las reuniones, el orden y la vigilancia.



El pacto de paz y la relativa libertad de ingreso a las minas,
crearon condiciones que permitieron el ascenso de nuevos sectores ligados a
la explotación esmeraldífera, en una relativa consolidación
de la clase media urbana y rural.



Aunque en la actualidad presenta deficiencias, pues el problema
de la paz en la zona esmeraldífera tiene un carácter semipúblico,
la pactan los lideres de la guerra, asegurando con ello una cierta legitimidad
ante la nación, ante testigos y garantes del proceso que pertenecen a
la esfera pública como lo son los representantes de la Iglesia, el Ejército
y el gobierno, pero su efectividad depende de los poderes privados. Demostrando
así que procesos de pacificación, como el antes citado, resultan
precarios mientras no se consulte a la población civil, quienes son en
ultimas, los afectados por la nueva acumulación de riqueza, producto
de la reactivación de la explotación de las minas en tiempos de
paz. Por ejemplo esta acumulación, en cabeza de segundones, puede llevar
a estos últimos a impugnar el mando del que detenta el poder y a cuestionar
por tanto el statu quo pactado, dando lugar a una nueva guerra que busque la
recomposición de poderes y de alianzas a nivel local.





OBJETIVO GENERAL

Realizar un documental que muestre los rasgos históricos del “Territorio
Vásquez” (occidente de Boyacá) y cómo la llegada
de grupos paramilitares provenientes del Magdalena Medio, a finales de los años
noventa, impulsados por aquellos que promovieron el proceso de pacificación
en 1991, tiene relación con el auge de los cultivos ilícitos y
las practicas sociales que ello genera, en la zona.



OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Hallar la relación existente entre la conformación de grupos
privados de seguridad y la llegada de las fuerzas armadas alternas ¨paras¨
a la zona.



Proponer trabajos documentales como parte fundamental de
la práctica periodística.



Dar a conocer las condiciones históricas y socio –
económicas que facilitaron el arribo paramilitar al territorio esmeraldífero.



Analizar el papel del Estado en el proceso de renovación
del comercio esmeraldero por el cultivo ilícito de coca, marihuana y
amapola.



Ilustrar la percepción jerárquica que tienen
los diferentes miembros de las colectividades inmersas en la problemática.
(población rural, los paramilitares y los ¨duros¨ de la región)



Establecer si existe alguna manipulación a la cual
esté expuesta la comunidad por parte de ¨los paras¨ y cómo
esta podría delimitar su comportamiento y accionar.



Hacer un análisis coyuntural de las nuevas propuestas
del gobierno Uribe Vélez en procura de desarrollar económicamente
la región del occidente de Boyacá.





METODOLOGÍA





1. Análisis teórico del contexto social de la zona:



Revisión de la literatura consultada referente al
tema. (Datos históricos y hechos actuales)

Recolección de comunicados e informes estadísticos de los movimientos
económicos de la zona.

Consulta en paginas web relacionadas con el tema.



2. Consulta con especialistas a cerca del tema.



Académicos de áreas como Negociación
y resolución de conflictos, Problemas colombianos y practicas sociales,
Sociólogos y Antropólogos (tangencialmente, buscando una relación
directa con los la investigación periodística).



3. Trabajo de campo:



Recorrido por la zona.

Estudio etnográfico, observación y convivencia dentro de la
región.

Recolección de las historias de vida que servirán de apoyo al
contexto histórico de la investigación.

Realización de las entrevistas que complementaran el trabajo periodístico,
con algunos de los miembros de las colectividades inmersas en la problemática.





RESULTADOS ESPERADOS





El tema de la guerra ocupa un lugar importante en la investigación de
las ciencias sociales en Colombia. Es un campo privilegiado para observar en
detalle comportamientos colectivos e individuales, analizar motivaciones implícitas
y explicitas de los actores involucrados y entender que factores determinan
la definición del enemigo y la variabilidad de las alianzas, como lo
han expuesto varios de los autores que hemos consultado para contextualizar
nuestro proyecto investigativo, por eso esperamos aportar por medio del documento
experimental que arroje el trabajo, un modelo aplicativo sobre las características,
repercusiones y falencias de un proceso de pacificación, como el vivido
en la zona esmeraldífera, en cualquier circunstancia similar en el país.





ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN Y SOCIALIZACIÓN



Un video documental de 30 min. En el que se plasmen las condiciones
sociales y políticas de la zona y los resultados de esta investigación,
la relación existente entre los grupos paramilitares y la forma de vida
de la comunidad que allí reside.



BIBLIOGRAFÍA COMENTADA





Limpiar la tierra. Uribe Alarcón Maria Victoria. CINEP 1992. Texto
que expone cronológicamente el desarrollo de la problemática y
el surgimiento de los diversos actores en la zona esmeraldífera.



“Entorno a la noción de la violencia”.
Del Psicoanálisis y la Violencia. Pérez Juan Fernando. Revista
Universidad de Antioquia. Número 222, Diciembre de 1990. Presenta los
postulados científicos que explican el origen violento del hombre.



La violencia y la cultura esmeraldífera: Una articulación
entre el deseo, la acumulación y las relaciones sociales. García
Bárbara. Memorias foro: Legislación economía y realidad
en el sector esmeraldífero Colombiano. Facultad de Ciencias Humanas.
Universidad Nacional. Agosto de 1993. Ponencia que argumenta los inicios del
conflicto esmeraldífera, en los sentimientos y formas de actuar, que
generan la violencia, el deseo y la acumulación de capital.



Obras Escogidas. Marx C. y Engels F. Tomo II. Editorial Progreso,
Moscú, 1970, Texto tomado como referencia para contextualizar las ansias
del individuo por poseer cada día más y más riquezas.



El maravilloso mundo de la esmeralda. Moncada Rodrigo y Quim
Tom. Editorial Nomos. 1998. Trabajo periodístico, que presenta el mito
de Furatena y todos los pormenores de la cuna de la esmeralda, el Occidente
de Boyacá.



Estudio de las condiciones de trabajo : Empresa Esmeracol
S.A.; Operadora Coscuéz, Boyacá. Rodríguez Acosta, Nancy
Lizeth. Tesis (Administrador de Empresas) Facultad de Administración
de Empresas, Universidad Central. Bogotá, 1997. Proyecto de grado que
expone las condiciones sociales y laborales de quienes se dedican a la explotación
de las minas.



Consideraciones Generales Sobre la Cuenca del Río Minero. León
Arturo. Sociólogo de la Universidad Nacional. Memorias foro: Legislación
economía y realidad en el sector esmeraldífero Colombiano. Facultad
de Ciencias Humanas. Universidad Nacional. Agosto de 1993. Ponencia que manifiesta
las condiciones socio-económicas en que quedo la zona esmeraldífera
después del proceso de pacificación, los pros y los contras del
mismo.





Esmeraldas : paz o guerra? pacto de paz de occidente cinco
años después. Linares R., Oscar J. Tesis (Comunicador Social-Periodista)
- Facultad de Comunicación Social y Periodismo. Universidad Central.
Bogotá, 1996. Proyecto de grado que aborda las repercusiones del proceso
de pacificación y analiza su finalidad.



Panorama actual del Magdalena Medio Colombia. Observatorio
del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.
Vicepresidencia de la República. Bogotá. Mayo 2001. Documento
que expone la critica situación social de la zona, la influencia paramilitar
que en ella se percibe y los abusos de poder a los que esta expuesta la población.



El Proceso de Paz. Jarro Tobos Álvaro. Monseñor.
Obispo de Chiquinquirá. Memorias foro: Legislación economía
y realidad en el sector esmeraldífero Colombiano. Facultad de Ciencias
Humanas. Universidad Nacional. Agosto de 1993. Ponencia en la cual el pontífice
narra su colaboración en dicho proceso y las expectativas que este genero
en la comunidad.



Confesiones de quienes no podemos matar”. Restrepo
Luis Carlos. Revista Gaceta número 8. Agosto-Septiembre 1990. Articulo
que expone con ejemplos y testimonios la critica situación de orden publico
que se vivía en la zona, antes del proceso de paz.



El Desorden: La Teoría del Caos y las ciencias Sociales,
Elogio de la Fecundidad del Movimiento. Balandier Georges. GEDHISA. Barcelona,
1989. Texto que presenta los factores que permite al individuo movilizase e
interactuar en sociedad, bajo presión y en diversas dinámicas
reguladoras.